Conducir es algo que muchos hacemos a diario casi de forma automática, tanto que apenas somos conscientes de la importancia de esta actividad esencial en nuestro día a día y no reflexionamos sobre las múltiples consideraciones que la actividad de conducir tiene.

Como en muchos otros aspectos de nuestra vida los cambios y la evolución a la hora de conducir han sido considerables en los últimos años. Muchos todavía recordarán cómo era viajar en coche con un mapa en la guantera como principal ayuda para la navegación y un radiocasete como entretenimiento.

Concretamente voy a explicar cuáles son mis manías al volante en cuanto a la parte tecnológica del asunto, tengo la suerte de que mi coche posee Android Auto, lo cual a grandes rasgos significa que puedo prescindir de las poco atractivas aplicaciones de información y entretenimiento del fabricante del vehículo, que suelen dejar bastante que desear y se actualizan de pascuas a ramos, por aplicaciones más universales como son las aplicaciones de dispositivos Android.

Generalmente se usa una para entretenimiento y otra para navegación que funcionan simultáneamente, la aplicación de navegación puede ser Google Maps o Waze, pero solo una de ellas, por lo que el conductor deberá elegir ¿Google Maps o Waze? ¿Qué aplicación es mejor?

Conozco ambas aplicaciones hace bastante tiempo y ambas me parecen imprescindibles, ¿porque elegir cuando lo puedo tener todo?, habitualmente en la consola del coche tengo Google Maps y en la pantalla del teléfono Waze, suena un poco abusivo, incluso peligroso, ¿qué sucede si las indicaciones de ambos navegadores se contradicen? que yo elijo cuál de los caminos tomar, y esto sucede con más frecuencia de lo que uno podría esperar, en estos casos no hay un navegador al que yo haga más caso que al otro, la proporción es aproximadamente del 50% para cada navegador.

A mi modo de ver, esta configuración de navegadores resulta una ventaja para mí, el que más y mejor información recibe es el que puede elegir la mejor opción o el mejor camino en este caso.

La próxima evolución de Android Auto se llama Android Automotive, ya no será necesario conectar un smartphone Android al coche, el propio coche ya tendrá todo lo necesario para ejecutarse, de todos modos no espero que este nuevo sistema permita utilizar más de una aplicación de navegación, por lo que mi móvil, como desde hace ya mucho tiempo, continuará viajando en el salpicadero como display auxiliar.